Buscar y encontrarás...

jueves, 31 de diciembre de 2015

A ver si dejan tanta pirotecnia que el perro no puede dormir

Carajo, cómo joden !

Ha sido un año difícil, creativamente ha sido color de hormiga... color caca. No solo se ve en la escaza producción bloggeril, sino también en la cantidad de notas musicales que he escrito para máximo y personal placer en un año completo: NAAAAADA. Ni siquiera he revisado bien las ideas sueltas que tengo escritas en papeles pautados viejillos. En el aspecto anime casi no he visto nada, y poco he visitado blogs. En lo que si he estado muy ocupado como hormiga ha sido en cosas que son más rutina: trabajo, cursos, estudios. De hecho habrá sido en ese aspecto uno de los años más productivos que he tenido. Todo un sin parar, pero yo lo que quiero es escribir! música y un poquito de entraditas.

A reir, luego a dormir:





Y a beber, como los peces en el río. Tenía por ahí un whisky...

Openings y Endings Temporada Invierno 2015

K. 216, NOOO 215. Por cierto, mejor esta pieza para esta imagen.

viernes, 25 de diciembre de 2015

Saaaaailent Naaaaaaaight !

HO HO MOTHERFUCKER






Un par de cosas de youtube quería regalar a tus ojos, del youtube del primer diseño ya tan olvidado. Años y estaciones han pasado. Un par de cosas ya borradas por lo que veo, como tanto doujin en FAKKU que desaparecerá debido a que se volverá de pago, por lo que el material gartuito debe irse.

Menos mal que me descargué esto y otros pocos más. Menos mal y pocos más porque soy muy Capitán Paiva, hacía y hago incluso inconcientemente las cosas al pie de la letra, sigo las reglas muy fácilmente, lo que puede ser tanto una virtud como un defecto. Decía, hago las cosas muy al pie de la letra, y en esas épocas el internet propio era algo raro para mí, en el sentido de ser un placer no básico, por lo tanto lo primero a prescindir en la lista de "presupuesto y gastos del mes", por lo que si necesitaba internet era para cosas serias. La diversión se limitaba a 1 o 3 horas máximo a la semana en cabinas de internet a 1 nuevo sol (moneda local) la hora. Cabinas de Internet o cibercafés, como quieras llamarlos de acuerdo al país y etc (aún ahora se me hace raro el nombre, sobre todo el "café").
En la cabina había reglas, muchas veces escritas en papel blanco y pegado a una pared (tantas veces los vándalos hacían garabatos encima para demostrar su descontento y rebeldía juvenil), reglas que veía y obedecía sin rechistar ¡carajo! Reglas como: no descargas, no porno, guardar en la unidad D si quiere imprimir.

La primera que desobedecí en mi vida fue la de descargas cuando descubrí Ares.
Qué miedo. Si no tenía suerte, la conexión se iba al carajo en todo el ciber, y la amenaza de la señora dependienta a lo lejos era suficiente para cerrar el programa y joderme.
La segunda regla que desobedecí fue la del porno por cuestiones naturales.
Como Ares descargaba sin autocontrol y sin restricciones, una busqueda simple podía descargarme algo que se encargaba poco a poco de mutilar la inocencia de mi mente. Vi cosas, cosas bizarras, locas, simplemente raras algunas y otras directo de la deep web que me formaron el carácter. Oh! como olvidar ese screamer! qué cabrones mis colegas de esa época, y a todo volumen... en los auriculares. Naturalmente, cosas raras significa que ahí descubrí el placer del porno y del porno para raros, pero quedémonos con el porno normal. Qué cosa! yo aprendí de sexo en los libros de anatomía y biología como quien aprende sobre la reproducción de los coleópteros y un tiempo después pasa a los primates. En el porno obtuvo su sentido práctico y personal ese conocimiento. Comprendí el instinto y descubrí los gestos que puede hacer una fémina linda ante el éxtasis, ya sea dibujada o en carne y hueso... y disfraz (oh... E.T. vete a casa, estas borrach@!). Aún recuerdo algunos hentai que me bajé queriendo y sin querer harto deliciosos, cómo se llamarían? Perfeccioné el arte de la paja ninja: a veces solo con mi mente llegaba al finale, otras en base a minúsculos movimientos que dieran roce en la parte deseada, como si tuviera hormigas en el culo: cruzar la pierna derecha, luego la izquierda, acercarme al monitor, alejarme, balancearme... actuar como subnormal hasta alcanzar la explosión, la coda final.
Nunca me llevé ningún archivo; los disquettes no aguantaban tanto, y tarde descubrí la ciencia del CD-ROM. De todos modos ni siquiera se me cruzó por la mente llevármelos, menos grabarlos usando la máquina del dependiente cambiándoles el nombre para camuflarlos. La idea de que el universitario granudo ese me descurbriera llevándome porno... y encima porno raro era más de lo que mi corazón podía soportar.
La tercera regla que rompí fue la de guardar los archivos en la unidad especificada.
A esas alturas ya no podía ser más malote. Sentía tener una casaca de cuero, pantalones jeans, zapatillas blancas y lentes negros tras lo hecho. El colmo fue cuando no guardé en la unidad D: guardé en la unidad E.

Pasó el tiempo y muchas cosas aprendí, y estas de alguna manera se quedaron conmigo.

video

Janemba contra Gokú usando la música de Sephirot es lo más. La pieza es tan burlesca en sonido y melodías que personalmente la encuentro perfecta para "magos" como Janemba que hacen del mundo su voluntad perturbada, transformando y cambiando las formas y la materia.
Queda perfecto para cualquier payaso. Pienso en Kefka Palazzo y más actualmente en Hisoka o Joker de One Piece. Se molestará alguien en hacer un AMV de Luffy vs Doflamingo con la música esta de fondo?

video

Haruhi fue un amor durante un tiempo. No tanto por su protagonista femenina, sino más por su mundo, misterios y potencial. En algún punto en las novelas, seguro cuando comenzó a ramificarse en a, b y quizás c donde cada letra eran eventos en dimensiones paralelas, se murió el interés dentro de uno. Quizás sea por lo mucho que tardó en salir la décima champions novela. El anime fue una experiencia. La segunda temporada solo la terminé porque me sobraba el tiempo de pelotudeo. La película me interesaba poco más allá de ver los eventos de shoushitsu en movimiento. El trailer este en baja calidad fue una experiencia.

El OST de la película es muy divertido, sobre todo en los temas asertivos, sobre sobre todo las fanfarrias. Entre todas las piezas, incluyeron música del interesante compositor Erik Satie: Las tres Gymnopédies, tres Gnossiennes y el Je te veux (Te deseo).

El trailer es especial precisamente por su baja calidad de imagen y sonido, sobre todo sonido. La grabación llena de accidentes llena de sonido blanco de fondo, no clara me genera algo. A partir del 3:35 min. empieza el gymnopedie 1. En el 3:53 min. sale una imagen del cielo a baja calidad, lo cual tambien se siente y en la total oscuridad como ver el cielo afectado por el sueño y la paz interior. En el 4:07 min. sale la imagen de Nagato viendo las nubes preciosas. Ambas imágenes, ambos sueños con esa música de fondo, viendo el video en la noche. Fue... fue...

... más aún en esa época tenía acceso desde la ventana al escenario de afuera, incluyendo la luna cuando estaba llena, y el volcán Misti iluminado por esa luna cuando estaba llena en la madrugada.
...
... ayyyyy.


El cabroncete de Debussy al orquestar la obra le puso Gymnopédie 3
a la que en realidad es la Gym. 1 y viceversa (1 en la 3). No recuerdo por qué.

Silencio, mierdas! A ver, tu, la muchacha, cuántos miembros
te meterás en la boca esta noche? so marrana.
Cuéntame, cuéntame con lujo de detalles, desde el antes hasta el
después. Dime incluso el planeamiento o si fue casual, dime los
sentimientos que tuviste en el momento, cada sensación que
tuviste y cada cosa que se te pasó por la cabeza. Cuéntame incluso
tu pasado, quién te dió por primera vez, qué sentiste, qué pensaste;
cuéntamelo todo, que me calienta y necesito material para la paja vladimir.

lunes, 21 de diciembre de 2015