Buscar y encontrarás...

jueves, 30 de mayo de 2013

miércoles, 29 de mayo de 2013

Pequeño ensayo de ensayitos acerca de tema absurdo y absurdeces extras. Entrada milanesa

Hace unos domingos... no, de hecho ni me acuerdo hace cuanto. La cosa es que una tarde que estaba en las nubes frente a la PC y con el Finale 2010 abierto jugando con los sonidos absurdamente, se me vino una idea musical. No se que estaba escuchando en ese instante, la cosa es que estaba emocionado ya que estaba poseído por el espíritu de la clave de sol, así que coloqué un fa en el pentagrama y lo demás fluyó, como si la música fuera dictada a mi cabeza. También el ritmo ya estaba tarareado en el cerebro, así que solo escribí un tema sencillo en dos frases, la segunda era igual pero terminaba en un acorde mayor. 
Como me encanta el efecto y el color sonoro del paso de un acorde a otro, sencillamente jugué un poco con eso, sin cambiar el tema ni variarlo ni desarrollarlo, solo disfrutando el cambio de tonalidad abrupto del tema y el fluir del dichoso a la par que le agregaba algunos adornos, como una segunda voz en contrapunto, invertir las voces, una parte media de puros acordes de mi gusto que curiosamente y sin meditarlo nada (ya dije que lo escribí como dictado y sin recurrir al piano) modula y fluye a la tonalidad inicial bastante agradablemente, como si la audición de tanta música me hubiese dejado la idea general grabada en el subconciente.
Bueno, puedo decir que suena bien, pero puede ser una valoración personal, así que se lo enseñé a un amigo. Puedo decir con alegría que le gustó, y a mi en lo personal me relaja, me conmueve, me sacude, y eso es algo que vale mucho cuando uno crea algo, ya sea un texto, un poema, una pieza musical, etc. No es largo (un par de minutos, considerando que salió de la inspiración un domingo en la tarde), y parte de su sabor está en que lo pensé mientras escuchaba el clavecín, aunque no recuerdo en que música, quizás barroca, quizás el OST de Final Fantasy que usa en algunas partes el antiguo instrumento. Solo se que en ese momento estaba encantado por su sonido.




Sale música y música suena siempre, o mejor dicho nada más es la realidad en mi cabeza y ojos... perdón oídos. Toda esa parafernalia arriba nada más era una sobrada, la intención era venir a reírme yo de algunas cosas que me hacen recordar a otras sin nigún motivo.

Como siempre, relacionado a música. Joder, que pesado, pero no puedo evitarlo. De hecho, no me extrañaría que eso ahuyente lectores (o reduzca lecturas a entradas). Bueno, cada tanto una pieza musical que escuchaba mientras veía o leía algo, o habiéndo ya leído lo que sea que sea el objeto de mi memoria y luego escuchado el estímulo sonoro respectivo, genera tal unión en ambos que no puedo evitar en uno u otro cuando veo de nuevo alguno.
No siempre pasa, y de hecho pasa más con cosas frikis. Con literatura seria no pasa, me basta las impresiones deliciosas de esta, pero en frikadas como manga y eso, pues no hay que negar que a veces es tan estúpido que tiene que rellenar la cabeza la experiencia faltante. Allá abajo el "Frikismo total" de nuevo, pero en este caso es una exageración, no es tan grave, mas no quiero llenar de más tags inútiles, así que ahí queda.

Bueno, el primer ejemplo de un par más que pondré es del anime School Rumble y el Concierto de Aranjuez.



Jaja, es que cuando veía ese anime sin animos de pensar mucho y solo partirme de risa en tardes llenas de vagancia, también estaba de exaltado con el concierto de Aranjuez, un concierto para guitarra del compositor español Joaquín Rodrigo. Lo escuchaba cada tanto, mientras comenzaba a sumergirme en este anime por casualidad. La cosa es esta: como ya dije, mi personaje favorito era Yakumo, y estaba con los testículos azules de ver lo lerdo de su avance y como la rubia plantaba flags, sin olvidar que Harima estaba ciego, por resumir.
Pues bien, que esa parte del concierto del 1:49 min. se volvió para mí casi como espejo de lo que veía, o al menos me acompaño perfecto la joda. Quizás sea el cambio de aire alegre - triste, pero se quedó en la cabeza de esa manera y hasta ahora no me lo saco del cráneo. Bueno, School Rumble ahora también me genera cierta bajada de animo, será el final horrible o los capítulos Z (original) que nunca resolvieron en nada, o será que todo ese asunto de la juventud, amistad, escuela y demás se me hace ajeno en cierta manera. En fin, estoy comenzando a perder la concentración.

Otra de esas extrañas (para mí) relaciones música-entretenimiento visual que se me generó hace poco es un trío. El tema en específico es este (del amigo Karl):

Mare Crisium

Suena hasta gracioso (por cierto, no les hagas caso a las imagenes), aunque tiene una parte épica en el 1:30 min. Esa parte y en general el tema me hacen pensar en cierto manga llamado Tadashii Kodomo no Tsurikata (evidentemente copiado el nombre), por qué? no lo sé, pero déjame reflexionar un poco por partes.
Primero, ese tema de Jenkins pertenece a un disco llamado Imagined Oceans. Se basa en los "mares" de la luna (las manchas negras de la luna que adornan la superficie) y el efecto que el nombre de cada uno tuvo en la imaginación de Jenkins. Evidentemente la parte cantada solo recita el nombre de cada mar, así que a veces puede sonar gracioso o curioso. En este tema, el ma-mare mare, ma-mare mare usando la entonación abierta en cierto modo tuvo relación en sensación con el manga mencionado. Por su trama? por personajes? no, simplemente su arte, lo que entra por los ojos. El ma-mare mare y el color de las voces se sienten finos, agudos, filudos, cristales, transparentes, rectos, lisos, celestes, juveniles, nuevos, etc. y en cierto modo el arte de ese manga es sencillo pero no muy complejo, fino, largo y no ahonda mucho en los detalles. La expresión general de los personajes y sus mentalidades en cierta manera coinciden con algún que otro adjetivo de los que describí. Al final y para evitar tanta paja mental, que la sensación más personal y los residuos que esta dejan en mi son muy similares a la sensación que deja el Mare Crisium.

Ese es uno, pero también me evoca en la mente otra cosa lejana a Japón. Es otro cómic, pero más local: Mafalda.





Ahora está más ligado a la pronunciación que otra cosa. Lo digo por el vocablo "ma" tan fácil de identificar con la infancia y los niños. Sé que Mafalda en su ficción tiene una inteligencia demasiado despierta, pero no deja de ser una niña señalando cosas correctamente desde su inocencia y crítica, aunque si hay un tema que me evoca aún más fácilmente a Mafalda es otro del mismo disco, el Mare Pereverantiae.


Este incluye otros elementos pero más personales. El pere pere es sumamente infantil en cierto modo, pero más el sonido de esa sílaba es bastante curioso y raro para mí. Viene con el acompañamiento musical minimalista con ese bajo que hace dos notas ascendentes todo el rato ta-raa, taraa, ta-raa, etc. En todo caso acá lo dejo que me es muy difícil tratar de explicar cosas tan personales y hasta subconscientes. Seguro paso por alto muchos, pero ya los mencionaré a futuro, que para eso debo re-revisar mi audioteca y las piezas musicales que hace tiempo no escucho. Dejo bonus track abajo y este que relaciono (por su potencia y las notas entre explosivas y algo patéticas del clarinete y otros) por alguna razón con el rey de las hormigas quimera del manga Hunter x Hunter.

Bonus track, cabrones:

 Indescriptible

miércoles, 22 de mayo de 2013

Pavane pour une infante defunte - Maurice Ravel







 
WTF!?

Quién carajo llegó a este blog buscando "zorras escatológicas"? sale en las estadísticas del blog.

Unos cuántos datos de interés para esta obra:

♪ Ravel es impresionista... junto con Debussy son los dos más representativos de ese estilo.
♪ Ravel era amante de la música española, cosa aprendida gracias a que su madre era vasca. De ahí que mucha música suya  tuviese nombres de danzas españolas: Habanera, Bolero, la pavana que pongo acá arriba, la Rapsodia Española, o el Tzigane (gitano). Con el nombre de este último ya dije suficiente.
♪ Esteeeeeeeeeeeeeeeee... ... ... ah!, el nombre y la idea que pueda dar la melodía melancólica y el sonido tan elegante como triste y nostálgico no tienen dedicatoria. No murió nadie para esto. Ravel la compuso en veladas musicales por petición de una princesa (Edmond de Polignac) en 1899, apresuradamente y cuando era estudiante (tendría sus 254 años).
♪ La edad de arriba fue un error mientras escribía, pero me hizo tal gracia que no lo borré.
♪ Decía, la compuso así sin ningún deseo de hacer trascender esta pieza, pero gustó, gustó muchísimo. Tu dirás que te parece, a mi ya me gusta demasiado como para perderme en descripciones. Decía, gustó tanto que Ravel se hallo sorprendido, pero no positivamente.
♪ Por la simpleza de la pieza, la tocaban sobretodo pianistas aficionados (la pieza era para piano originalmente), lo que daba también lugar a interpretaciones no tan buenas, llegando a decirle Ravel a un chavalín que la tocaba "compuse una pavana para una infanta difunda, no una difunta pavana para una infanta" por lo lento que la tocaba. Por eso Ravel la tocaba también, para que no sea solo producida por aficionados, e incluso la orquestó (pasar de piano a orquesta) en 1910. Arriba ambas versiones.
♪ Para terminar, el nombre pour une infante defunte fue usado porque sonaba bonito, así sin mas. Ravel usaba a veces esos nombres solo por su sonido, no necesariamente en referencia a un hecho o la forma de la obra. De hecho, Ravel criticó, aparte de a esta pequeña pieza, a los críticos por cuanta cosa se habrían inventado alrededor del nombre, tal como haría este servidor si me dan tiempo jaja.
♪ Ravel criticó esta pieza llamándola pobre y defectuosa, ya que tuvo más éxito del que quisiese considerando que la compuso sin más meditación y esfuerzo en juventud, además de ya tener otras obras más trabajadas y esforzadas. Pobre tipo, lo mismo le pasó con el Bolero, pero es cuento de otro día.
♪ Ravel murió con un problema neuronal, llegando incluso a olvidar (aparte de escribir y otras cosas) parte de su propia música... ups! estee, spoiler?
♪ Ah, por cierto, la mermelada y el revuelto de huevo juntos es maravilloso, delicioso, lo recomiendo encarecidamente.







sábado, 18 de mayo de 2013

Hoy (y ayer) es un buen día...


Nublado y con lluvia, hasta el volcán Misti se ha puesto blanco. Cosa rara en estas épocas, ya que las lluvias se supone vienen en verano, allá por diciembre-enero-febrero. Para mí es un placer y una sorpresa agradable, y más despertar y ver ese volcán blanco (la foto no se si será de ello, pero es prácticamente igual, sin casi diferencia, así que la dejo ahí. Ah, también recuerdo que hace tiempo el Senamhi? dijo que pronto la temperatura en Arequipa bajaría hasta 0 grados. Pocas veces he experimentado esas temperaturas, espero emocionado). Hoy también sin querer me he dado con el dato que un día como hoy murió Gustav Mahler. Digo sin querer, porque no es mi fuerte recordar días en las fechas históricas. Con suerte fui capaz de recordar el cumpleaños de mi madre hace un par de años, y a las justas recuerdo los años de eventos históricos importantes, voy a recordar el día y mes? jaja. Quisiera tener un poco de material más denso para un pequeño homenaje de parte mía, pero eso me lleva un poco de tiempo, y tengo cosas que hacer hoy día. Tengo planeado reseñar aún un par de sinfonías de Mahler proximamente, pero por ahora dejo dos videos, uno con una animación fantástica, con bastantes interpretaciones, y cuya música con características minimalistas (aparte de la deliciosa armonía final) acompaña perfecto este clima, y el otro video es el épico final de la sinfonía N° 2 "Resurreción"de Gustav Mahler.





El 2:50, gritan "Prepare yourself" en alemán. El "prepare yourself" más épico de la historia

viernes, 17 de mayo de 2013

Date a Live 07 - Bromas escatológicas


 Primero la ves normal, y zas! suddenly una loca psicópata con sonrisa
de miedo incluida. En eso dan risa el concepto de las yanderes: los verdaderos
locos son más normales y menos festivos, lo que los hace más terribles.

jueves, 9 de mayo de 2013

Carajo, no trago esos diseños...

Se que soy un baboso porque son los originales de la novela, creo el mismo (en cuestión de diseños) que dibuja para OreShura. Ruroo es? QUE ME IMPORTA!!! ARGGHH!! de hecho, si lo pienso bien ahora, soy demasiado estúpido por haber combinado papas con camotes y haber imaginado cosas que no son, pero... a la mierda, quién contrata a ese tarado (o tarada)? que huevón! ayayayayaayyyyy.


Bueno, yendo a lo serio, estoy de lo más seguro que ni veré esto exceptuando sus opening y ending, que su historia no es algo que me atraiga verla animada y ... pero por dios, que cabezones! cuánto CG!!

lunes, 6 de mayo de 2013

A place where to rest my head


No recuerdo exactamente que escribí cuando hablé de Acchi Kocchi. Bueno, puedo leerlo pero no siento que fueron las palabras exactas a lo que quise dar a entender, quizás escribí más mierda que otra cosa, o el tiempo que ha pasado han hecho que tanta perdida de cabeza se simplificara, que de todos modos intentaba ser lo más certero posible pero terminé perdiéndome yo mismo en mis palabras. En todo caso es mejor decirlo en corto, y ciertamente para mi Acchi Kocchi es uno de los mejores animes que he visto en mucho tiempo, pero es cosa muy subjetiva, totalmente relacionado a las sensaciones que deja después, o la música delicada que es su OST es lo que crea esa sensación?

Acchi Kocchi mejor anime que he visto en tiempo? si me permites irme de olla un rato para pensar. Qué hace que sea algo favorito para uno? lo comparo con una melodía musical, cuya estructura puede analizarse, dividirse en frases antecedente, consecuente, motivos, etc., pero... existe algo que determine a ciencia exacta que una melodía sea más o menos agradable? que hace que algo vaya más allá de la simple belleza? sobre todo si pienso en música favorita para mí como el impresionismo. Ahora, volviendo a asuntos más mundanos, entre la cantidad de series que salen al mercado cada temporada, que busco yo? es necesariamente algo lleno de momentos épicos, personajes potentes, situaciones gigantes lo más delicioso? puede ser, pero soy un obsesivo y apenas sale alguna filosofía pastrula de algún personaje, pues me jode y me desconcentra. Por sobre todas las cosas amo la más profunda paz y calma, no la emoción fuerte y gruesa libera dopamina en la sangre, sino la más suave sensación de calma y flujo del tiempo, sensación que descubrí y de la que me enamoré cuando niño, sentado en una piedra de sillar mirando el cielo nublado, y razón de mi vida además de búsqueda mía: recrear todo lo posible tan grato sentimiento. Acchi Kocchi tiene uno de los peores primeros episodios que pudo haberse pensado, o al menos si se toma en cuenta el bombardeo de mierda y cliché barato combinado con el tiempo limitado, pues era para mandarlo al carajo. El primer episodio es introducción a su idea, idea tan básica que es su mayor virtud. Acchi Kocchi es básico, basiquísimo, sin sobresaltos y sin mayor drama. Una comedia romántica, pero sin nudos cuyo sentimiento se exagera en otras series, y desenlaces de lo más simples, como agua que fluye naturalmente de la mano al contenedor. Era casi como una historia de abuelitos ciertamente, en el buen y mal sentido del adjetivo. Los protagonistas son claros y simples, y no hay más vuelta que darle, los demás formar un coral que acompaña con sus ocurrencias sin mayor relevancia pero sin ridiculez a estos dos.

Es muy superior a otras vergüenzas de animes como los de un montón de tipas detrás de un tío, ya que es honesto, lo que promete es lo que da, y no se le puede pedir más, mas no se hunde en la vergüenza para flotar fuera por motivos superficiales y/o risibles como fanservice, algún personaje agradable, alguna comedia que atraiga y mil formas que tienen series mediocres entre más mediocres para dejar un poco en la memoria (como Haganai). Eso es lo que lo vuelve blanco de un juicio mucho más riguroso y letal, ya que es un anime que o amas u odias. Mientras otros tiran mil salvatajes a ver si uno agarra, este solo tira uno claro y conciso que lo puede catapultar a altísimos puestos personales o dejar en el más absoluto olvido. En la categoría que se lo coloque (que la mención al género harem era solo un ejemplo), es demasiado transparente, el paquete viene con todas sus premisas ya establecidas y, como si se tratase de una pieza musical,  no modula ni desarrolla abundantemente, solo se deja oír  en este caso, ver, apreciar sus cosas. La música escrita para este anime es precisamente de esas características.



Ojalá no lo borren, maldita sea

Sobra decir que Yaoitube me la trae floja con su borrado de videos, ya que había más material del OST en esa página, pero ahora solo este sobrevive, pero basta y sobra, ahora me explico.
La música es la parte más bonita de este anime, y no olvides que la pongo en pedestal aparte. El anime es bonito, pero la sola posibilidad de pensar que el valor de la música dependa de motivos exteriores y no del propio poder de la música en si se me hace insoportable de escuchar y/o aguantar. Eso para las mentes banales que no son capaces de descifrar y/o entender lo más bello... mmh, perdón, se me salió el Hittler de nuevo.
Decía y una vez aclarado en el párrafo anterior que la música es la música, el OST de este anime fue bien pensado por el compositor para encajar uno con otro. Todo el soundtrack de este anime sigue la misma intención, haciéndolo casi minimalista por usar no muchos elementos nuevos. Si escuchas el OST verás que la mayoría de temas llevan esa tónica de suavidad, incluso usando muchos la misma melodía base en diversas variaciones. El de arriba puesto es uno, pero ese pequeño y lírico canto que suena es la pieza principal del OST y que se vuelve recurrente en muchas piezas. Sería como el tema de amor de Io y Tsumiki.
El siguiente punto importante es la música en si, su estilo. Y este estilo es sin lugar a dudas el más bello (hablando ahora que me siento en contacto con este): el impresionismo. Música de colores más que de notas es sin lugar a dudas la mejor manera de describirlo. La cantidad de elementos para llegar a este efecto es basta, como el efecto del pedal en el fraseo del piano, los armónicos, la armonía, los intervalos. Todo en conjunto hace que esta música alcance ese grado de emoción que se escucha, sin olvidar la pregunta del inicio: que hace una melodía hermosa e incluso maravillosa hasta el dolor en comparación a otra? La melodía con que abre el Agnus Dei de Karl Jenkins (por citar algo al instante) es una sencilla escala de do mayor descendente... que más? dice mucho eso? ahora solo puedo decir que la melodía de este tema esta muy bueno.
Lamentablemente un tema muy bueno como el primero del OST, o el "Ohayo" están en el barril del olvido debido al perro you... perdón, yaoitube, por lo que dejo a tus oídos el completar la experiencia. Por lo pronto decido terminar acá esta entrada con una obra de John Cage de la cuál el Ohayo antes mencionado es muy similar, o al menos en el uso de los sonidos y sin olvidar el ambiente calmo de este OST en general.

43 minutos de paz